Seguramente hayas escuchado alguna vez que hablar otro idioma es casi tan importante como tener una carrera. Nada más cierto. Conocer otra lengua está en el punto de mira de cualquier departamento de recursos humanos, por lo que es incuestionable el papel que juegan los idiomas a la hora de acceder a un empleo.

Hablar idiomas distintos al materno se ha convertido desde hace unas décadas en un requisito esencial. En un mundo cada vez más globalizado el dominio de otros idiomas es sencillamente una puerta abierta no solo en el sentido laboral sino también en el cultural.

«El conocimiento de idiomas aumenta un 37 % las posibilidades de los profesionales de acceder a un empleo»

Además de las ventajas profesionales, hablar idiomas también potencia capacidades cognitivas muy valiosas como el ejercicio de la memoria o la posibilidad de interactuar en un multitasking, un valor muy positivo en ámbitos sociales interculturales.